Cargando...
06-05-20 #mequedoencasa

Prevención de caídas en el hogar Parte 1

Factores intrínsecos o propios de la persona que aumentan el riego de caídas

Estimada comunidad MentalFit, en esta oportunidad les compartimos un material que realizó el Equipo de Kinesiologia de la Unidad de Neurorehabilitación de Ineba en donde nos explican cómo prevenir las caídas, en el presente boletín harán referencia a los factores propios de la persona que pueden aumentar el riesgo a experimentar caídas. En estos días de estar en casa es importante extremar las medidas de cuidado para no sufrir accidentes. Esperamos que estos consejos les resulten útiles. Seguimos acompañandonos en la distancia.


Continúan los tiempos de aislamiento y la permanencia en casa conlleva algunos riesgos que es importante recordar. Las caídas son eventos frecuentes entre personas de más de 65 años, 1 de cada 3 adultos mayores tiene riesgo de sufrir una caída cada año. Los factores o circunstancias que aumentan el riesgo de caída pueden dividirse según sean propios o ajenos a la persona que se cae.


Generalmente la caída suele ser el resultado de la combinación de ambos factores, los relacionados con el individuo y sus hábitos de vida y factores contextuales dados por el lugar donde se mueve e interactúa. Hablaremos en esta oportunidad de los factores intrínsecos, es decir, aquellos propios de la persona. En la próxima entrega desarrollaremos los factores extrínsecos o contextuales.


Los factores intrínsecos o propios de la persona están dados, entre otros por: la edad, la presencia de otras enfermedades, antecedentes de caídas, alteraciones en el equilibrio, problemas para caminar, etc.


Los hábitos de vida también pueden aumentar el riesgo a caer, entre ellos encontramos: el sedentarismo, que contribuye a la pérdida de fuerza y resistencia muscular, la escasa exposición al sol, alimentación inadecuada, consumo de alcohol, tabaco y cambios bruscos de peso. El deterioro de la memoria y otras funciones mentales también son determinantes, pues altera la capacidad para evaluar conductas riesgosas. Todos ellos, sumados a la presencia de enfermedades y a los factores externos dados por las características del ambiente donde vive, pueden aumentar el riesgo de caer.


En estos tiempos de aislamiento social, tanto los factores intrínsecos como extrínsecos pueden estar aumentados: por ello sugerimos realizar una rutina diaria de ejercicios físicos controlados, alimentarse sanamente, exponerse al sol a través de la ventana o en un balcón en caso de ser posible, al menos unos minutos al día; mantener hábitos de alimentación saludables y descansar bien.También prestar especial atención a mantener el orden del lugar en donde viven y a ciertos factores de su espacio y organización que pueden aumentar el riesgo de caer.


Otras recomendaciones generales.


• No levantarse rápidamente de la cama: primero sentarse al borde y esperar unos minutos antes de ponerse de pie.


• Apoyarse en las manos antes de sentarse o de pararse.


• Si fuera necesario, usar dispositivos de ayuda para la marcha como bastón, o andador.


• Evitar caminar en piso mojado.


Saludos afectuosos


Dra. Carolina Feldberg (PhD)

Psicóloga CONICET/Ineba

Compartir:

Ineba

INEBA 2020 - Todos los derechos reservados