Cargando...
20-01-20 Novedades

¡Ojo con el Sol!

Consejos para cuidar la vista en el verano

Por la Dra. Maria Laura Taverna

Médica especialista en Oftalmología del Área de Medicina Preventiva de INEBA

 

Durante el verano se extiende la luz día y con ello aumenta el tiempo de exposición al sol y a la radiación ultravioleta (UV), la cual es especialmente intensa en esta época del año.


Entre las 11 y las 16 horas es el momento donde los rayos inciden con mayor intensidad y logran atravesar el agua; por lo que estando en la pileta, en el mar o en el río es aconsejable protegernos de los rayos UV.


El adelgazamiento de la capa de ozono provoca una reducción significativa de la protección de la atmósfera en la absorción de estos rayos, incrementando así el riesgo de padecer enfermedades asociadas a la radiación como pueden ser las inflamaciones agudas de la córnea y de la conjuntiva, daños en la retina (especialmente en la mácula) y a largo plazo el desarrollo de cataratas, la degeneración macular relacionada con la edad (daño en área de visión central) y la formación de pterigion (crecimiento anormal de la conjuntiva) son un ejemplo de los daños oculares que puede ocasionar.


Los momentos de ocio y la oportunidad de pasar tiempo en piscinas para refrescarnos nos enfrenta a peligros para la visión: a la hora de zambullirnos debemos tener especial cuidado con las cloraminas, que se forman por la reacción de cloro libre con sustancias orgánicas. Estas, en comparación con el cloro libre, son menos eficaces como desinfectante y más irritantes para los ojos, pudiendo provocar una conjuntivitis química. Por lo cual se recomienda el uso de antiparras y evitar la exposición prolongada.


Algunos tips:


●     Evitar la exposición solar durante las horas de mayor intensidad de rayos UV (de 11 a 16 horas).

●     Usar lentes de sol con diseño envolvente, con un índice de protección del 99% - 100 % o absorción hasta 400 nm que es su equivalente.

●     Vestir sombrero para proteger el rostro y los párpados.

●     Aplicar abundante cantidad de filtro solar con factor de protección solar (FPS) superior a 30 y repetir la aplicación cada 2 horas.

●     Si se está ingiriendo alguna medicación, comprobar que ésta no actúe aumentando la sensibilidad a la radiación UV.

●     Usar anteojos durante la conducción de un vehículo.

●     Usar antiparras en la piscina.


Fuente: INEBA

Compartir:

Ineba

INEBA 2020 - Todos los derechos reservados