Cargando...
12-02-19 Prensa

GIMNASIA PARA EL CEREBRO

Ejercicios cognitivos novedosos y entretenidos

La Neuro-aeróbica propone activar nuestro cerebro, prevenir su deterioro y lograr que utilicemos todos nuestros sentidos para recuperar la agilidad intelectual y así mejorar nuestra calidad de vida.


¿Dónde dejé mis llaves?

¿Qué busco en la heladera?

¿De dónde te conozco?

¿Cerré la puerta de casa al salir?


... Habitualmente somos víctimas de los olvidos cotidianos, aceptándolos como el resultado del transcurso de la vida. No obstante, a pesar de lo que piensa la mayoría, estos no siempre se relacionan con ser dueños de una personalidad distraída o desmemoriada, ni tampoco se conectan directamente con la vejez. Lo que muchas veces consideramos pequeños despistes son huellas que, el paso del tiempo, deja en nosotros. Y, si bien no se relacionan explícitamente con el envejecimiento natural, afectan nuestras funciones cognitivas, como la atención, la memoria, el lenguaje, las funciones ejecutivas - conjunto de aptitudes necesarias para controlar y autorregular la propia conducta- y las funciones visuoespadales, que consisten en la capacidad para representar, analizar y manipular objetos mentalmente, deteriorando el bienestar de nuestra vida cotidiana.


Pero no todo está perdido y, frente a esto, estudios científicos revelan que la memoria se puede mantener en buen estado. Para ello, uno de nuestros aliados será la Neuro-aeróbica, una serie de simples ejercicios cognitivos, basados en la capacidad de nuestro cerebro para modificarse y producir factores de crecimiento natural, como son las neurotrofinas.


¿El objetivo?

Mejorar y prevenir los efectos del deterioro cerebral, mantener las funciones cognitivas básicas y recuperar la agilidad mental que se creía perdida, para mejorar la calidad de vida. Si introduces pequeños cambios en tus hábitos, modificándolos mínimamente, se convertirán en grandes desafíos para tu cerebro. No podemos aumentar nuestra capacidad mental, pero con los ejercicios de la Neuro-aeróbica sí podemos activar esas áreas del cerebro que dejamos de usar por falta de entrenamiento.


EJERCITAR LA MENTE ES LA CONSIGNA


En búsqueda del bienestar, los últimos años, las personas reconocieron la importancia de entrenar la mente además del físico corporal y, gracias a diversos estudios científicos, se demostró que la estimulación cognitiva puede retrasar la aparición de los trastornos de memoria. De esta forma, diversos programas de entrenamiento cerebral fueron creados con el fin de mantener activa la mente y, de forma natural, mejorar el desarrollo de las neuronas, logrando un trabajo conjunto entre cuerpo y mente. La Neuro-aeróbica es uno de ellos. También llamada gimnasia mental o cerebral, brainfitness o entrenamiento cerebral, la Neuro-aeróbica es una actividad que tiene como objetivo estimular distintas funciones cognitivas. "Estos procesos cerebrales son necesarios para desarrollar actividades, analizar la información e interactuar con el medio que nos rodea" afirma la médica neuróloga Alejandra Amengual (M.N. 105232 LIBA), miembro del Grupo de Trabajo de Neurología de la Conducta y Neurodencias Cognitivas de la Sociedad Neurológica Argentina. Así como el entrenamiento físico fortalece nuestro tejido muscular y su crecimiento externo se evidencia, igual que el desarrollo de su fuerza y la resistencia de los músculos para cumplir con mayor eficacia su misión, el cerebro también puede modificar su estructura y aumentar su capacidad funcional, a pesar de que no incremente su tamaño. Según explica la doctora Amengual, las neuronas -células principales del cerebro- poseen ramificaciones. Estas prolongaciones, similares a las ramas de un árbol, se denominan dendritas, mientras que la de mayor tamaño se llama axón.

Estudios que sugieren que el cerebro es un órgano flexible y renovable `Para ejercer una mejor función, las neuronas necesitan comunicarse unas con otras, ya que solo funcionan en red y no de forma aislada. Esto lo logran a través de sus ramificaciones, que permiten que se conecten con las de otra neurona mediante los neurotransmisores, que son quienes transmiten el mensaje. No obstante, mientras más ramificaciones tenga una neurona más comunicaciones podrá establecer y más eficaz será su funcionamiento. Aquí entra en juego el entrenamiento cerebral de la Neuro-aeróbica, ya que favorece la formación de estas ramificaciones y le permite a una neurona comunicare mejor con sus pares, pero, también, establecer nuevas conexiones`, detalla Amengual. A esto, la doctora Noelia Pontello, médica de la Universidad de Buenos Aires (M.N. 119949), especialista del área de Neurología Cognitiva y Neuropsiquiatría, agrega que, además, la Neuro-Aeróbica `ayuda a desarrollar capacidades mentales, pero en esas capacidades, incluso se puede adquirir habilidades motoras, como aprender a manejar de manera más rápida y eficiente, por ejemplo. Debido a que, entre sus beneficios, favorece las conexiones cerebrales, el entrenamiento cognitivo también predispone las condiciones para que el cerebro aprenda una tarea. Funcionaría como un precalentamiento, para poder utilizar conexiones nerviosas que generalmente son infrautilizadas` afirma Pontello, quien también forma parte de la Sociedad Neurológica Argentina (SNA), integrando el Grupo de Trabajo ~de Neurología de la Conducta y Neurociencias Cognitivas.


Por su parte, Carolina Feldberg -Doctora en Humanidades Médicas, Licenciada en Psicología y especialista en neuropsicología clínica por la Universidad de Buenos Aires (MN. 28948) explica que el termino `entrenamiento de la memoria` se refiere al adiestramiento de un modo sistemático en el conocimiento, la utilización y el control de proceso, estrategias, técnicas y vivencias implicadas en el funcionamiento de la memoria y otras funciones cognitivas. `El objetivo es mejorar el rendimiento en la vida cotidiana, por eso se centra principalmente en el entrenamiento de las funciones cognitivas (mentales). De manera complementaria también se ofrece la posibilidad de realizar actividades físicas que son beneficiosas para el cerebro y el sistema cardiovascular (yoga y gimnasia). En el caso de los adultos mayores de 50 años, debido a que su principal queja cognitiva se refiere al funcionamiento de la memoria, la mayoría de los programas de entrenamiento cognitivo tienden a focalizar el trabajo en ésta función y complementariamente se trabaja sobre las funciones atemporales y las funciones ejecutivas` detalla Feldberg quien, además, se desempeña como investigadora asistente del CONICET e integrante de la Unidad de Neurociencias Cognitivas en el Instituto de Neurociencias Buenos Aires (INEBA).

En la actualidad, cada vez son más los estudios que sugieren que el cerebro es un órgano flexible y renovable, y que, a pesar de la edad, es capaz de mantener o mejorar su nivel de rendimiento, especialmente si se lleva un estilo de vida activo y mentalmente estimulante, y con esto contribuye la Neuro-aeróbica.


Si bien el término Neuro-aeróbica es cada vez más utilizado, a mediados de los años ´70, el educador, psicólogo y pionero en el campo de la kinesiología, Paul Dennison creó una serie de ejercicios muy similares, denominados `Brain Gym`, Basado en el principio de que nuestro cuerpo y mente son un todo indispensable, Dennison afirmaba que, a través del movimiento, podemos lograr un mejor aprendizaje y rendimiento de nuestro cerebro. Por eso, desde su nacimiento, la gimnasia cerebral primero se enfocó en niños y adultos, que habían sido diagnosticados con problemas de aprendizaje. Sin embargo, hoy se aplica a todas las edades, para fortalecer y lograr nuevas conexiones cerebrales. Por otro lado, en 1999, el neurólogo Lawrence Katz - profesor de Neurobiología en la Duke University, investigador en el Howard Hughes Medical Institute y autor del libro `Mantén vivo a tu cerebro` - creó el término Neuróbica. De igual forma que la actual Neuro-aeróbica, esta disciplina proponía tonificar el cerebro a través de actividades que mantengan la mente despierta y los sentidos alertas, y romper con las rutinas y el automatismo que no generan ningún esfuerzo cerebral. `Este aprendizaje es la expresión de las nuevas conexiones y, cuanto más se afiancen o se practiquen serán más robustas. Podríamos compararlas con caminos, por donde la informarían viaja entre dos neuronas. Cuanto más trabajemos en ese camino, el viaje será más rápido y permitirá una comunicación de mayor calidad, como si transitáramos de un camino de tierra hacia una autopista`, interpreta la doctora Alejandra Amengual. Asimismo, Amengual sugiere que múltiples actividades son parte de la Neuro-aeróbica. `Incluso, existen muchas aplicaciones o plataformas digitales que nos permiten trabajar específicamente sobre funciones cognitivos específicas (velocidad de reacción, atención, lenguaje, etc.) pero también cumplen el rol las actividades lúdicas, como crucigramas, rompecabezas, juegos de mesa; hobbies como tejido, pintura, fotografía, aprender un idioma, un instrumento musical, un estilo de baile y demás` detalla. Para la doctora Pontello, el principal objetivo de estos ejercicios sensorio-motores es intentar que utilicemos todos nuestros sentidos.


El ser humano tiene cinco sentidos básicos: la audición, la visión, el olfato, el gusto y el tacto, y cada uno de ellos tiene sus propias vías nerviosas y áreas, en distintas partes del cerebro, que codifican e interpretan la información recibida. Y esta es la forma en que nosotros percibimos el mundo. `Los seres humanos, en las grandes urbes, generalmente usamos más el sentido de la visión y el de la audición, mientras que otros sentidos como el olfato, el tacto o el gusto están menos estimulados. Uno de los objetivos de la práctica de la Neuro-aeróbica es tratar de inhibir los sentidos que uno tiene más desarrollados para predisponerse a realizar nuevas actividades, apoyándonos en los otros sentidos`, afirma.


SENTIRSE BIEN, PARA ESTAR MEJOR


Considerado como la enfermedad de nuestro siglo, el estrés es un proceso natural que responde a nuestra necesidad de adaptarnos al entorno, pero resulta perjudicial si es muy intenso o se prolonga en el tiempo. Lo malo es que también tiene un importante efecto negativo en nuestro rendimiento cognitivo, inhibiendo el proceso de aprendizaje y los recuerdos, siendo realmente negativo para nuestro bienestar. `Todo lo que se relaciona con el estrés, como la alteración del sueño o los altos niveles de algunas hormonas vinculadas a esta enfermedad, como el cortisol, puede inhibir nuestra capacidad de aprendizaje o la atención. Por eso estas técnicas permitirían combatir un poco el estrés y funcionar como un precalentamiento para preparar el cerebro para que esté en condiciones óptimas, para el proceso de aprender`, sostiene la doctora Pontello. Por su parte, la doctora Feldberg también afirma que el estrés y el estado de ánimo suelen afectar nuestro rendimiento cognitivo. `Trabajo en un programa, Mental Fit, donde se tiene en cuenta la toma de conciencia y el registro de cómo estos aspectos pueden afectar nuestra actividad cognitiva en la vida cotidiana y brindamos consejos y estrategias para disminuir el impacto del estrés en nuestro rendimiento cognitivo. Además, se ofrecen actividades de Meditación para quienes quieren profundizar en el entrenamiento de estas estrategias`. En este mismo plano, la doctora Alejandra Amengual agrega que la función que más sufre las consecuencias del estrés es la atención, cuyo rol en nuestro día a día es funcionar como un filtro que ignora la información que no es relevante para que podamos analizar los datos importantes en forma efectiva.


El estrés influye en el procesamiento de la información en general y, por lo tanto, en las demás funciones cognitivas. En el caso de la memoria, por ejemplo, no podemos recordar cierta información si al momento de recibirla no contamos con la atención suficiente para comprenderla, organizaría y almacenarla. Si la información se ´guarda´ mal en el cerebro, su recuerdo será pobre e insuficiente`. Además de mantener una buena salud emocional también es importante llevar una dieta sana y practicar actividad física para evitar el deterioro cognitivo, ya que no alcanza solo con la Neuro-aeróbica. Como afirma la doctora Carolina Feldberg, la intervención para la cognición es un campo amplio que emplea distintos medios para el incremento o mantenimiento de estas funciones. Se puede dividir en rehabilitación, estimulación y entrenamiento. `El termino rehabilitación se utiliza principalmente en sujetos con lesiones cerebrales de tipo focal, el concepto estimulación suele utilizarse cuando se trabaja con paciente con enfermedades neurológicas degenerativas crónicas, como la Enfermedad de Alzheimer. Dado que la principal queja cognitiva de los adultos mayores de 50 años se refiere al funcionamiento de la memoria, la mayoría de los programas de entrenamiento cognitivo tienden a focalizar el trabajo en esta función y complementariamente se trabaja sobre las funciones atencionales y las funciones ejecutivas` especifica la neuropsicóloga, agregando la siguiente información del cuadro: La Neuro-aeróbica, que incluye el
entrenamiento de la memoria, es una atención programada que posee los siguientes contenidos: Entrenamiento de procesos básicos como la atención y la percepción.


Entrenamiento en estrategias internas de memoria como son la asociación, la visualización o la categorización entre otras.

Entrenamiento en el desarrollo de la metamemoria.

Entrenamiento en técnicas de memoria para mejorar habilidades específicas como son el recuerdo de textos o nombres.

Entrenamiento en el manejo de ayudas externas como calendarios, agendas, listas de cosas para hacer

Entrenamiento específico con estrategias y técnicas para la solución de olvidos cotidianos.


Existen diferentes tipos de programas de entrenamiento de la memoria, los cuales pueden dividirse en unifactoriales y multifactoriales. `Los programas unifactoriales tienden a enfocarse en la resolución de un solo factor de los implicados en los problemas de memoria, trabajando una estrategia por vez. Por su parte, los progiumas multifactoriales trabajan con vatios de los aspectos implicados en la memoria de manera simultánea. Los programas multifactoriales han demostrado sei´ más eficaces. Existen múltiples modelos de trabajo en el mundo (Israel, 1992; Stengel,1993; Wilson,1992; Yesavage 1993, Green, 1999; Montejo Carrasco, Montenegro Peña, Reinosos Garda y Clavel; Martin ,2001) entre otros.


Generalmente, estos programas se encuentran estructurados en un número determinado de sesiones, en las cuales se emplean distintas estrategias y técnicas para incrementar el rendimiento mnésico en la vida cotidiana y en su mayoría, incluyen aspectos metacognitivos, además de las intervenciones específicas sobre la memoria`, puntualiza Feldberg



FUENTE: Revista Buena Salud

Compartir:

Ineba

INEBA 2019 - Todos los derechos reservados