Cargando...
12-08-20 Novedades

Exposicion a las pantallas

Cuales son los posibles daños en chicos y adolescentes

Por el Dr. Juan Manuel Ferrer, neurólogo infantil del Instituto Neurociencias Bs. As. (INEBA)

 

Los adolescentes son quienes pasan más tiempo frente a smartphones, computadoras o videojuegos a partir del uso escolar, social y lúdico que hacen de ellos por lo que son el grupo más vulnerable en relación a la exposición a pantallas.


Si bien no hay mucha bibliografía al respecto, algunos autores han demostrado que esta exposición puede producir cambios en el volumen de la sustancia gris cerebral de pacientes adolescentes que tienen adicción a Internet y/o a los videojuegos. 


Las áreas afectadas incluyen el lóbulo frontal - importante en la regulación de  las funciones ejecutivas - así como en la planificación, priorización, organización y control de los impulsos. La pérdida de volumen también se observó en el cuerpo estriado que está implicado en vías de recompensa y la supresión de los impulsos socialmente inaceptables.


Por otro lado, un hallazgo que genera preocupación es el daño a la ínsula, que participa en nuestra capacidad para desarrollar la empatía y la compasión por los demás, y nuestra capacidad para integrar las señales físicas de emoción. 


Algunos de los síntomas que pueden presentar los chicos con sobreexposición a las pantallas pueden ser la presentación de calificaciones más bajas en sus estudios, trastornos de atención, obesidad, sedentarismo o aislamiento.

 

Por su parte, para los más pequeños, la permanencia frente a las pantallas está totalmente desaconsejada. Los menores de 2 años no deben ser expuestos. El cerebro presenta grandes cambios en los primeros años de la vida y es preferible la interacción del niño con otras personas. Una vez cumplidos los dos años, el límite de tiempo recomendable frente a cualquier pantalla es de entre una y dos horas diarias.


A su vez, es importante saber que los chicos – ya sean niños o adolescentes - que se van a la cama con las pantallas encendidas son más propensos a presentar insomnio o trastornos del sueño durante la noche, además de que se aumenta el riesgo de desarrollar problemas de atención, ansiedad y depresión. 


Fuente: INEBA

Compartir:

Ineba

INEBA 2021 - Todos los derechos reservados