Cargando...
21-07-20 Novedades

Exámenes Vestibulares

Como hacer una consulta virtual por vértigo

Examen vestibular en tiempos de COVID-19: el abecedario vestibuloespinal como base de la consulta virtual 

 

Durante las largas cuarentenas impuestas por la pandemia de COVID-19 los especialistas han empezado a usar con mayor asiduidad la modalidad de consulta virtual que, en algunos casos, ha sido la única alternativa para ciertos pacientes.

 

La neurootología no ha sido una excepción y a través de la modalidad de videollamada ha podido atender y contener a una gran cantidad de pacientes durante este período; aunque como toda subespecialidad este tipo de atención a distancia supone fortalezas y debilidades.

 

Entre sus pro se consideran que el diagnóstico neurootológico es altamente dependiente del interrogatorio y, epidemiológicamente, la gran mayoría de los Síndromes Vestibulares son episódicos y no podrían ser constatados en el examen físico al momento de la consulta; además de que el examen de la vía vestíbulo-espinal es sencillo y se puede hacer fácilmente por videollamada. 

 

Algunas contras tienen que ver con  que gran parte de la sensibilidad y especificidad del examen neurootológico está basada en el exponencial crecimiento de la semiología oculomotora. Sin embargo, llevar cabo la misma presenta en estos casos dificultades técnicas insalvables: se puede observar el nistagmo espontáneo, pero es muy difícil e impráctico remover la fijación visual, la realización de una prueba de impulso cefálico autoadministrado es casi imposible y las pruebas posicionales también. 

 

“Por esta razón y basados en la experiencia singular de las cuarentenas hemos diseñado un examen sistemático, basado en pruebas vestibuloespinales simples y presentadas en forma nemotécnica (abecedario) para ordenar el examen vestibuloespinal en los pacientes con afección del sistema vestibular, de manera simple y práctica, permitiendo la modalidad virtual. El mismo nos permite separar eficazmente las causas ‘benignas´ de las potencialmente malignas de vértigo”, explica el Dr. Sergio Carmona, médico neurólogo especializado. 

 

ABECEDARIO DEL EXAMEN VESTIBULOESPINAL 


El examen se dividió en cuatro pasos de acuerdo con las cuatro primeras letras del alfabeto: 

 

ATAXIA 

Es el trastorno caracterizado por la disminución de la capacidad de coordinar los movimientos Para explorar la ataxia y que tenga valor vestibular el paciente debe caminar.

 

BÁRÁNY 

Esta prueba consiste en pedirle al paciente sentado que apunte con sus índices a los índices del examinador y pedirle que cierre los ojos, añadiendo un diagnóstico de lado y permitiendo un topodiagnóstico de lesión genuinamente vestibular 

 

CEFÁLICA 

La prueba de inclinación o tilt cefálico es útil en una serie de situaciones clínicas. Desde el punto de vista semiológico recomendamos hacerla primero observando al paciente en posición primaria y luego pidiéndole que cierre los ojos. 

 

DESVIACIÓN OBLICUA O DESVIACIÓN EN SESGO (skew)

Consiste en observar la alineación vertical de los ojos en mirada primaria, pidiéndole al paciente que se cubra alternativamente cada ojo durante 3 segundos: 

Esta prueba permite un topodiagnóstico de lesión vestibular y ayuda a separar lesiones periféricas de centrales. 

 

“Este sencillo abecedario vestibuloespinal asociado a un interrogatorio exhaustivo permite realizar un examen vestibular eficaz por medios virtuales, separar eficazmente lesiones centrales de periféricas en cuadros vestibulares agudos con alta sensibilidad y especificidad y hacer un topodiagnóstico del lado de lesión vestibular”, concluye Carmona. 


Fuente: INEBA

Compartir:

Ineba

INEBA 2020 - Todos los derechos reservados