Cargando...
16-11-22 Novedades

EPOC: cómo tratar y reducir los síntomas

Para los pacientes con esta enfermedad, debe haber un abordaje integral

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es una afección respiratoria que puede atacar tanto a hombres como mujeres de mediana edad o adultos mayores. En 2020 se estimó que 251 millones de personas en todo el mundo tenían EPOC, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero también hay muchas personas que todavía no saben que la padecen.


La EPOC suele aparecer principalmente en fumadores o exfumadores, pero también puede encontrarse en fumadores pasivos, aunque es menos frecuente. Para combatir la enfermedad es esencial dejar de fumar. Estar en lugares cerrados con aire contaminado o en contacto con productos químicos, polvos y humos de manera frecuente, también se consideran factores de riesgo para contraer esta enfermedad.


En el cuerpo, la EPOC actúa principalmente sobre los pulmones. Limita la cantidad de aire que ingresa y egresa por las vías aéreas y reduce la capacidad respiratoria del paciente. Muchas veces la obstrucción puede generarse por las secreciones (moco y flema) o la inflamación de los epitelios.


Cuáles son los síntomas de la EPOC

Algunos de los principales síntomas de la EPOC son:


●      Tos crónica, algunas veces con secreciones

●      Falta de aire o dificultad para respirar

●      Sensación de cansancio constante


La EPOC puede generar enfisema o bronquitis crónica. El enfisema es la destrucción de los alvéolos pulmonares, mientras que la bronquitis crónica es una tos constante con secreciones por la inflamación generada en las vías respiratorias.


Para hacer un correcto diagnóstico de la enfermedad es necesario consultar con un especialista. Horacio Renom, neumonólogo del equipo INEBA asegura que una vez diagnosticada la EPOC los controles de seguimiento se deben realizar cada 3 a 6 meses, aunque algunos pacientes pueden requerir controles más estrictos. Se recomiendan controles tempranos en caso de que el paciente presente una exacerbación (empeoramiento agudo de los síntomas respiratorios) o una internación relacionada con la enfermedad.


Con respecto a los tratamientos, el Dr. Renom recomienda los broncodilatadores inhalatorios, que tienen la ventaja de actuar en forma localizada en los bronquios disminuyendo el número y gravedad de los efectos adversos. “En la actualidad se prefieren broncodilatadores de acción prolongada, que pueden utilizarse en forma aislada o combinadas con más de un tipo de fármaco, y tienen la facilidad de ser utilizados una o dos veces por día. De este modo, aumentan la adherencia al tratamiento”, asegura el Dr. Renom.


La EPOC debe tratarse con un abordaje integral. Se debe optimizar las condiciones nutricionales y tener en cuenta la presencia de otras enfermedades asociadas. También es importante la detección temprana de enfermedades cardiovasculares y oncológicas, que con frecuencia se presentan en este grupo de pacientes. Y, por último, no dejar de lado nunca el plano psicológico y emocional de las personas que viven con esta enfermedad crónica.


Fuente: INEBA



Compartir:
Consultar por WhatsApp

Ineba

INEBA 2022 - Todos los derechos reservados