Cargando...
11-03-22 Novedades

Electromiografía de fibra Única

La electromiografía, el estudio que permite evaluar el sistema nervioso periférico

Los nervios transmiten y reciben información del resto del cuerpo mediante el envío de señales eléctricas. La electromiografía o EMG y los estudios de conducción nerviosa son pruebas que miden la actividad eléctrica de los músculos y nervios, evaluando el sistema nervioso periférico.

 

Los análisis facilitan el diagnóstico de la mayoría de las enfermedades del sistema nervioso periférico, como las polineuropatias (polineuropatias del paciente diabético, sindrome de Guillain Barre, etc.), esclerosis lateral amiotrofia, distrofias musculares, miopatías y miastenia gravis. 

 

Si bien son estudios invasivos, por utilizarse una aguja de registro, generalmente son bien tolerados, no requieren de ninguna preparación previa, así como tampoco se debe tener precaución alguna una vez finalizados.

 

Estos forman parte de lo que en medicina se conoce como potenciales evocados, es decir, técnicas diagnósticas que, mediante estímulos sensitivos (visuales, auditivos o táctiles eléctricos) y el registro de las respuestas cerebrales que éstos provocan, valoran la integridad de las vías sensitivas estimuladas.

 

Son pruebas importantes en enfermedades como neuritis óptica, esclerosis múltiple, sorderas, traumatismos craneales, lesiones de médula espinal o tronco del encéfalo, neuropatías, etc. Detectar alteraciones de los potenciados evocados ayuda al diagnóstico o a la exclusión de las patologías mencionadas.


Dr Alejandro Rodriguez responsable del área de electromiografias de INEBA.

Compartir:
Consultar por WhatsApp

Ineba

INEBA 2022 - Todos los derechos reservados