Cargando...
28-06-19 Novedades

Eclipse Solar

Precauciones para disfrutarlo sin dañar la vista

El próximo martes 2 de julio sucederá un fenómeno que se podrá disfrutar en toda Sudamérica: un eclipse solar. Si lo observamos desde la Tierra, este es el momento en el que la luna se interpone entre la Tierra y el sol, ocultándolo.


Ahora bien, es importante tener en cuenta que al contemplar este tipo de sucesos se puede poner en riesgo la vista y para que eso no suceda se deben tomar ciertos recaudos.


“La afectación no distingue sexo ni edad. Se pueden causar quemaduras en la  retina, tejido en el que se procesa las imágenes y luego se transmiten al cerebro. Estas lesiones pueden ser de leves a severas y hasta se pueden generar cuadros de ceguera permanente. Por estas razones, a la hora de observar un eclipse se deben respetar estrictamente las pautas de prevención que indica la Sociedad Astronómica Americana y que publica la Academia Americana de Oftalmología”,  explica la Dra. Laura Taverna, oftalmóloga de INEBA.

 

Cómo preservar la vista al contemplar un eclipse:


·        No mirar directamente al sol.

·        Utilizar filtros solares especiales para ese propósito en los “anteojos para eclipses” o en visores solares manuales. Deben cumplir las normas mundiales altamente específicas conocidas como ISO 12312-2.

·        Examinar cuidadosamente los filtros o anteojos solares antes de usarlos. Si se ve cualquier rayón o deterioro, no usarlos.

·        Antes de mirar directamente al sol brillante, detenerse y cubrirse los ojos con los anteojos para eclipse o con el visor solar. Después de mirar al sol, voltear en dirección opuesta y quitar el filtro (no sacarlo mirando al sol).

·        Nunca mirar al sol no eclipsado o parcialmente eclipsado a través de una cámara, telescopio, binoculares u otros dispositivos similares, sin filtro. Esto es muy importante incluso si se están usando anteojos para eclipse o visor solar al mismo tiempo. Los intensos rayos solares que pasan por estos dispositivos pueden dañar tanto el filtro solar como los ojos.

·        Consultar a un astrónomo experto si se quiere utilizar un filtro solar especial con una cámara, un telescopio, binóculos u otro dispositivo óptico.

·        Recordar que los anteojos de sol comunes, aún los muy oscuros, o los filtros artesanales hechos en el hogar no son seguros para mirar el sol.


Fuente: Dra. Laura Taverna, oftalmóloga de INEBA.

Compartir:

Ineba

INEBA 2019 - Todos los derechos reservados