Cargando...
31-05-20 Novedades

Día mundial sin Tabaco -31 de mayo-

Los fumadores tienen más probabilidades de desarrollar casos graves de COVID-19

31/05 - Día mundial sin tabaco


El efecto nocivo que provoca el cigarrillo en la salud de los individuos es un tema que se encuentra fuera de discusión. De todas maneras, es necesario enfatizarlo a diario en el contexto actual, ya que se ha formulado la hipótesis de que la nicotina dificultaría el ingreso del virus en las células o que podría atenuar la respuesta inflamatoria tan exagerada que se da en los casos graves de enfermedad por coronavirus.


Es importante aclarar algunas cuestiones respecto de estas afirmaciones:


  • El análisis realizado fue sobre la nicotina (sustancia de gran poder adictivo) y no sobre el tabaquismo. Ambas cosas no son lo mismo.

·        Fumar supone la introducción al organismo, a través de su inhalación, de más de 4.000 sustancias tóxicas, entre las que se destacan nicotina, sustancias oxidantes, alquitranes y monóxido de carbono.


·        Existen infinidad de datos científicos que concluyen que el consumo de cigarrillos produce una disminución de las defensas del aparato respiratorio y que facilita las infecciones respiratorias producidas tanto por virus como por bacterias.


·        Por último, al fumar se repite el gesto de llevarse de forma repetitiva los dedos a la boca y este contacto (manos y rostro) ha sido descripto como una vía frecuente de infección por coronavirus.


“Tras revisar diversos estudios, un grupo de expertos reunidos por la Organización Mundial de la Salud publicó el pasado 29 de abril que los fumadores tienen más probabilidades de desarrollar síntomas graves en caso de padecer Covid-19, en comparación con los no fumadores. Los fumadores tienen 1.45 veces más probabilidades de sufrir complicaciones graves comparado con ex fumadores y aquellos que nunca habían fumado. En general existe un peor pronóstico en los pacientes fumadores ya que estos debido al tabaquismo podrían tener una enfermedad pulmonar previa y una menor capacidad pulmonar, lo que potenciaría enormemente el riesgo de desencadenar una enfermedad grave por un virus como el COVID-19.


El tabaco es un factor de riesgo ampliamente conocido y estudiado para numerosas enfermedades y se debe recomendar su abandono enfáticamente”, explica el Dr. Hernán Provera, médico cardiólogo y responsable del Programa de Cesación Tabáquica de INEBA.

 

El consumo del tabaco es, además, un factor de riesgo importante de enfermedades no transmisibles como las cardiovasculares, el cáncer, algunas enfermedades respiratorias y la diabetes; y las personas que padecen esas patologías tienen un mayor riesgo de desarrollar síntomas graves en caso de verse afectadas por coronavirus.


Fuente: INEBA

Compartir:

Ineba

INEBA 2020 - Todos los derechos reservados