Cargando...
25-05-19 Novedades

Día Mundial de la Tiroides

Aumenta la cantidad de hombres que consultan por problemas de tiroides

Si bien es verdad que es más frecuente que las mujeres desarrollen alteraciones de la glándula tiroides (cada año, cuatro de cada mil mujeres presentan alguna de estas alteraciones, mientras que solo 0.6 de cada mil hombres), está en aumento el número de hombres que visitan los consultorios de Endocrinología y reciben un diagnóstico de alguna patología tiroidea, ya sea por fallas en su funcionamiento - a través de la aparición de cuadros de hipo o hipertiroidismo - o en su estructura (con la presencia de nódulos tiroideos).  


“Los hombres habitualmente quedan excluidos del pensamiento del común de la gente, de los médicos y de las publicaciones generales sobre la posibilidad de tener alteraciones tiroideas y de los cambios que éstas pueden generar en su cuerpo al impactar sobre la función de los diferentes órganos y también en su sexualidad. Es bastante frecuente que frente a la consulta médica por cansancio, depresión, aumento del colesterol o disminución de la libido, se considere que son síntomas por el paso de los años, o el stress de la vida diaria, y no se tenga en cuenta a la disfunción tiroidea”, explica la Dra. Sandra Licht, médica endocrinóloga de INEBA.


La glándula tiroides regula la producción de energía y el metabolismo de cada célula del cuerpo, por lo tanto los cambios en la función tiroidea pueden afectar todos los sistemas del organismo y la manifestación de esta alteración es diferente en cada persona que la presenta.


Si bien la mayoría de los signos y síntomas en las personas del sexo masculino son similares a los que sufren las mujeres - piel seca, cansancio, constipación y sensación de frío - los hombres tienen sus propias quejas. Así como las mujeres frecuentemente consultan por dificultad para mantener el peso, los hombres pueden presentar pérdida de la fuerza y de masa muscular.


“Otros signos y síntomas en varones puede ser la pérdida en la función ejecutiva, lo que significa la disminución y también enlentecimiento del pensamiento y de la toma de decisiones. También sufren la disminución de la libido y disfunción eréctil, como cansancio y fatiga; y hasta angustia y depresión. Por otro lado, pueden tener aumento de los niveles del colesterol, alteraciones en la función cardiovascular y una baja de los valores de testosterona en sangre. Los problemas tiroideos hasta pueden generar alteración en los resultados de un espermograma (recuento y función de los espermatozoides) y por lo tanto impactar en forma negativa  en la fertilidad”, enumera la especialista.


Llegar a un diagnóstico apropiado mediante la medición de las hormonas tiroideas en sangre e iniciar el tratamiento adecuado es la clave para evitar las complicaciones derivadas de la alteración tiroidea, antes mencionadas.


“El tratamiento del hipotiroidismo consiste en reemplazar la hormona tiroidea faltante con tiroxina sintética (T4), la cual actúa de igual manera que la hormona producida por la tiroides. Esto significa que tomar Levotiroxina es distinto a tomar otros medicamentos porque en este caso se está reemplazando la insuficiencia de una hormona muy importante para el cuerpo. Una vez en tratamiento son muy importantes los controles médicos para evaluar que la dosis del fármaco sea la correcta y complementar la evaluación tiroidea con la palpación del cuello, para la detección del agrandamiento de la glándula (bocio) o la aparición de nódulos tiroideos”, concluye la Dra. Licht.


FUENTE: Dra Licht, medica endocrinóloga de INEBA.

Compartir:

Ineba

INEBA 2019 - Todos los derechos reservados