Cargando...
05-05-19 Novedades

Día Internacional de la Enfermedad Celíaca

Por cada persona celíaca diagnosticada hay 8 que aún no saben que tienen la enfermedad

Se estima que uno de cada 100 individuos a nivel global tiene esta condición que muchas veces no presenta síntomas.

 

Cada 5 de mayo se celebra el Día Internacional de la Enfermedad Celíaca con la intención de concientizar a la población sobre esta patología que puede pasar desapercibida durante mucho tiempo si no es pensada y buscada.


“La enfermedad celíaca es una enfermedad gastrointestinal autoinmune crónica donde se generan reacciones de hipersensibilidad a las proteínas del trigo, la avena, la cebada y el centeno - lo que conocemos como TACC - dificultando la absorción de macro y micronutrientes, lo cual puede llegar a producir múltiples síntomas y signos o bien, como sucede en muchos casos, pasar desapercibida”, explica el Dr. Ricardo Federico Díaz, médico gastroenterólogo de INEBA.


La enfermedad tiene una prevalencia a nivel mundial de 1.7 % en población sintomática y hasta un 1 % en población asintomática. Además, se estima que entre 100 personas hay un celíaco y que por cada celíaco diagnosticado hay otros ocho que desconocen que tienen la enfermedad.


Estos valores aumentan en población de alto riesgo como lo son familiares de primer grado de pacientes con esta enfermedad, es decir, padre, madre o hijo; por lo cual es importante pensar en su búsqueda.

 

Qué indicadores tener en cuenta 


Las manifestaciones clínicas de la Enfermedad Celíaca son muy variadas. Pueden ir desde un síndrome malabsortivo caracterizado por síntomas clínicos manifiestos (diarrea, anemia, pérdida de peso, etc.) hasta trastornos de fertilidad, anemia y osteoporosis precoz como así también síntomas inespecíficos que muchas veces pueden confundirse con el Síndrome de Intestino Irritable.

Su diagnóstico se basa en la historia clínica, exámenes de laboratorio y con una endoscopia digestiva alta con toma de biopsias de bulbo y duodeno con su respectiva histología.

 

El impacto de la alimentación


“El pilar del manejo de la Enfermedad Celíaca es la dieta libre de gluten presente tanto en alimentos como en fármacos que pueden contener trazas de los mismos, aunque es importante saber que una dieta libre de gluten al 100% es algo inviable. Implementar un régimen de este tipo resuelve los síntomas y mejora las lesiones endoscópicas”, comenta el especialista.


Es por esto que una vez detectada la enfermedad es muy importante la consulta con un nutricionista que pueda evaluar y guiar al paciente para evitar el consumo de alimentos contaminados, la contaminación cruzada y otros problemas asociados con esta enfermedad como son el aumento de peso y el costo  de los alimentos adecuados.


Hoy en día, el único tratamiento es mediante la alimentación, por lo cual el asesoramiento, el control y el entrenamiento es vital.

“Si bien la dieta libre de gluten es algo a implementar durante toda la vida del paciente, es también de suma importancia que la persona pueda participar de todas las reuniones sociales que se dan alrededor de las comidas. El alimento no es solo una necesidad fisiológica sino que también es un elemento social y de placer.  Por eso es importante que - a la hora de seleccionar alimentos, crear o idear recetas - tengamos siempre alternativas variadas para que el alimento cumpla con todas estas funciones”, explica la Lic. Teresa Cóccaro, nutricionista de INEBA.


Una vez realizada la evaluación nutricional correspondiente, el principal abordaje nutricional más allá de la correcta selección de alimentos y las buenas prácticas de higiene harán hincapié en normalizar la mucosa intestinal y en asegurar una motilidad intestinal adecuada.


El tratamiento nutricional tendrá principalmente dos objetivos: por un lado, la eliminación de prolaminas tóxicas en la dieta (esto se refiere a la eliminación total de TACC de la dieta) y por otro, la corrección de deficiencias nutricionales presentes como pueden ser el bajo peso, la anemia o la amenorrea.


Para la selección de alimentos es importante tener en cuenta tres grandes grupos:


●        Los alimentos que tienen prolaminas tóxicas quedarán eliminados de la dieta (trigo, avena, centeno y cebada);

●        os alimentos que en su composición tienen prolaminas tóxicas quedarán eliminados de la dieta ya que existe aplicación tecnológica del trigo en la industria como materia prima, espesante de salsas o cremas, estabilizante de aditivos y congelados;

●        y los alimentos libres de prolaminas tóxicas: carnes, verduras, frutas, huevos y grasas.


“Frente a esta selección se debe hacer hincapié en la lectura de etiquetas, ya que no basta con que diga sin TACC, es importante que tenga el logo que indica que es apto para celíacos y la higiene personal y ante la manipulación de alimentos y utensilios para evitar la contaminación cruzada”, detalla la nutricionista, quien agrega: “En nuestro país la organización ACELA - de asistencia al celíaco - elabora anualmente listas de alimentos industrializados aptos para celíacos que se actualizan permanentemente. Hoy la industria ofrece una cantidad de alimentos ya elaborados que hacen más fácil y más variada la dieta de los pacientes”. 


Fuente:

Dra Ricardo Federico Diaz medico gastroenterologo de INEBA

Lic Teresa Coccaro nutricionista de INEBA

Compartir:

Ineba

INEBA 2019 - Todos los derechos reservados