Cargando...
16-10-20 Novedades

Día de la Alimentación

Para bajar de peso no existen las dietas mágicas, sino los planes de alimentación a medida

Llega la primavera, los días de calor y con ellos las publicidades para llegar al verano "divinos" y con el cuerpo "que queremos”. Distintos productos nos bombardean con dietas mágicas que prometen hacernos perder muchos kilos en apenas pocas semanas.

 

“Este es un gran problema. Las dietas mágicas no existen. En primer lugar, cualquier dieta implica mucho esfuerzo de quien la hace porque son muy restrictivas. Por otro lado, suelen ser muy rígidas, exigiéndonos qué comer y en qué cantidad y, además, son difíciles de sostener en el tiempo. Esto genera que si la meta es bajar 10 kilos, bajemos 3 muy rápido y luego los otros 7 cuesten muchísimo. Porque estas dietas son  monótonas y no pueden sostenerse más de 15 o 20 días. Y es en ese momento cuando comienza a ganar la ansiedad y no solo se abandona la dieta sino que, por efecto rebote, se empieza a comer más y se entra en un círculo difícil de salir: dieta restrictiva, aburrimiento y descontrol”, explica Florencia Sauter, Lic. en Nutrición de INEBA.

 

En el consultorio suele surgir muchas veces el siguiente interrogante: Si quiero bajar de peso rápido, ¿es conveniente someterme a una dieta de este tipo? Y la respuesta suele ser que no. “Estas dietas no son recomendables para todos. Siempre se debe analizar el contexto, los objetivos y la historia nutricional de cada paciente”.

 

Idealmente, para modificar malos hábitos alimentarios nunca son una buena opción este tipo de dietas, lo mismo para casos en que las personas deben bajar 10 o más kilos. “No se logra el cambio de mentalidad necesario en tan poco tiempo, necesario para sostener a largo plazo un resultado, sin caer nuevamente en el círculo que mencionamos anteriormente”, comenta la especialista.

 

El camino más seguro hacia una alimentación más saludable – y sostenerla en el tiempo – comienza con la disminución de la ansiedad. “Querer bajar de peso ya no sirve. Uno debe centrarse en el objetivo diario, focalizando la energía en sentirse y verse mejor. No sirve contar calorías desesperadamente o solo comer determinados alimentos obligados. Así solamente nos volvemos prisioneros de la balanza, que solo nos arroja un número que sirve como parámetro, pero nada más.

 

“La dieta o plan de alimentación ideal es el que está hecho a medida para cada paciente y que cuenta con objetivos establecidos en el contexto de una consulta nutricional, consensuado entre el profesional y el paciente y, por sobre todo,  basados en los hábitos, horarios, gustos y tolerancia de cada persona”, concluye Sauter. 


Fuente: INEBA

Compartir:

Ineba

INEBA 2020 - Todos los derechos reservados