Cargando...
20-01-20 Novedades

Verano saludable sin magia

Consejos para llegar bien a la playa o pileta sin sufrir consecuencias

Por la Lic. en Nutrición Teresa Cóccaro (INEBA)


Con la llegada del calor,  el destape de ropa, el sueño de unas lindas vacaciones en la playa o la invitación a una piscina, comienza la cuenta regresiva hacia la búsqueda del milagro de la delgadez. Los consultorios de nutrición y los gimnasios empiezan a colapsar y la gente busca ser delgado a cualquier precio.


Sin embargo las soluciones mágicas no funcionan a largo plazo, ya que más que buscar un cuerpo lindo y vistoso, se trata de lograr un cambio de hábito a lo largo del tiempo.


Es importante que el cambio de hábito sea guiado por un nutricionista, el cual hará hincapié en tres pilares:


1.       Alimentación saludable completa y no restrictiva

2.       Actividad física, con el fin de tener una vida activa y no de ser delgado

3.       Control de las emociones, ayudando al paciente a reconocer hambre real y poder canalizar las emociones (hambre emocional a través de otras terapias)


Se recomienda:


1.       Realizar 4 comidas en horarios flexibles;

2.       Comer en un ambiente seguro: no llevar la fuente a la mesa y cocinar solo lo que se va a comer en el momento;

3.       Incluir todos los grupos de alimentos: es muy importante no dejar de comer harinas.

El secreto es realizar una correcta selección  de hidratos: elegir harinas integrales, con semillas, de salvado, fideos integrales o de vegetales o arroz integral, legumbres que ya dan saciedad. Lo aconsejable es dejar las refinadas (galletitas, budines y/o facturas) solo para darnos un gusto.

4.       Incluir frutas en el desayuno y la merienda, además de lácteos y pan o cereales integrales. Las frutas aportan energía, vitaminas, minerales, carbohidratos y por su gran aporte de fibra dan saciedad.

5.       Para el almuerzo y la cena elegir carnes magras: pollo, pescado, carne roja o huevo y acompañarlas con verduras crudas o cocidas. Se pueden sumar cereales integrales tipo arroz o fideos o legumbres (porotos, garbanzos, lentejas) y de esta manera lograr un plato completo. El plato debe ser la porción.

6.       No hacer ayunos o saltear comidas

7.       Legalizar el placer: todos los días permitirse comer algo que nos guste, siempre en la porción justa.

8.       Realizar actividad física de tipo aeróbica y musculación; sumar pasos y movimiento a la rutina diaria, empezando de a poco.

9.       El objetivo debe ser estar saludable, no delgado.


Fuente: INEBA

Compartir:

Ineba

INEBA 2020 - Todos los derechos reservados