Cargando...
14-10-20 Prensa

Niebla Mental

Qué es y cuáles son las primeras señales

En las últimas horas se conoció, a través de un artículo publicado en The New York Times,la aparición de "niebla mental" entre los recuperados de coronavirus Covid-19 en los Estados Unidos.


Consultado por LA NACION, Ramiro Fernández Castaño, médico neurólogo especialista en neurología cognitiva, miembro del servicio de neurología cognitiva de Ineba y CEMIC, explicó de qué se trata esta patología, si puede dejar secuelas y cuáles pueden ser las primeras señales.


¿Qué es la niebla mental?


Son síntomas y signos que tienen los pacientes, en este caso, posterior a curarse de Covid-19. No solo afecta a pacientes con grados moderados y graves, sino que también afecta a los que cursaron en forma leve la enfermedad aislados en su casa.


Posterior a esto, desarrollaron síntomas cognitivos. En este caso, la niebla mental es no ver con claridad. Es decir, personas que tenían un determinado rendimiento cognitivo previo a la Covid-19, tras la enfermedad, este baja.


Significa "no ver con claridad". ¿Qué es esto en términos cognitivos? Por ejemplo, dónde dejaron un objeto, como puede ser el control remoto del televisor y este aparece en la heladera. Dónde dejaron el auto. Sale una persona que nunca tuvo problemas para recordar eso y ahora no puede. También puede ser que buscan alguna prenda para vestirse y ya la tienen puesta. Esas son fallas en la atención y se las define como niebla mental.


Existe la encefalitis por coronavirus, que es cuando el virus llega al cerebro y lo afecta directamente, es un cuadro mucho más grave y que genera daño permanente que es diferente a la niebla mental.


¿Qué puede ocasionar la niebla mental?


Como todo en el coronavirus, es una enfermedad nueva y estamos aprendiendo aún los alcances. Por ahora hay varias hipótesis: algunos hablan de pequeños infartos cerebrales o (ACV). Otros dicen que se vincula a un estrés postraumático por haber tenido la enfermedad. También están los que hablan de que la causal es una hipoxia que no llegó bien el oxígeno al cerebro. También una variante que se estudia son los cambios metabólicos. Otros hablan de la inflación que se produce en el cerebro producto de la infección y que daña algún sector. Por otro lado, se estudia si puede ser una reacción autoinmune que al generar los anticuerpos para atacar al coronavirus también atacan al cerebro.


Entre todas estas hipótesis que se están trabajando, pienso que hay una combinación de inflamación con hipoxia y lo metabólico, pero sin dejar de lado el estrés por haber tenido la enfermedad. El estrés afecta mucho el rendimiento cognitivo de una persona.


¿Es curable o reversible? ¿De qué manera?


Depende de cuál sea la causa va a variar la recuperación del paciente. Por ejemplo, si es por estrés o estrés postraumático, al ser una lesión leve, no como la encefalopatía.


En ese caso a mediano y largo plazo, los pacientes se van a ir recuperando y mejorar su rendimiento. Como todo tejido del cuerpo, estimularlo y mantenerlo activo es beneficioso.


Hay que pensarlo como un músculo. Si uno hubiese estado mucho tiempo en cama, tiene que hacer ejercicios e ir al gimnasio. Entonces, si un paciente tiene un rendimiento cognitivo por debajo de su rendimiento previo, es importante que haga estimulación cognitiva. Seguramente sea beneficioso, aunque aún no hay evidencias científicas por ser la Covid-19 una enfermedad nueva.


¿Hay alguna edad o género que sea más propenso a tener niebla mental?


No hay una población más susceptible que otras. Solo las personas más propensas a sufrir estrés y que las emociones tienen mayor repercusión en su cuerpo. Esto es una apreciación personal porque aún no tenemos evidencia de la relación con la Covid-19.


¿Cuáles son las primeras señales de que se puede tener niebla mental?


Lo primero que sucede es que la propia persona se da cuenta de que su rendimiento cognitivo está por debajo del habitual. El que siempre fue distraído, que no se preocupe. Ahora, el que nunca pierde nada en la casa, esto le debería llamar la atención.


Las primeras señales son perder algo, dejarlo en otra parte, ir a un lugar y no recordar lo que se iba a hacer, no tanto de olvidar conversaciones o hechos resientes. Sí olvidarse información que se debe retener un tiempo, como puede ser un número de celular o una lista de supermercado. Que fallemos en esas cosas que debemos retener un rato en la mente y luego descartarlas, es una señal de niebla mental.


Fuente: La Nación

Compartir:

Ineba

INEBA 2020 - Todos los derechos reservados