Cargando...
12-08-20 Prensa

Desmayos

Cómo actuar ante la pérdida transitoria de la conciencia

Por el Dr Hernán Provera  (M.N. 112.732), médico cardiólogo, jefe de prevención cardiovascular en Instituto Neurociencias Bs. As. (INEBA), coordinador Programa Cesación Tabáquica y miembro de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC)


La persona puede tornarse pálida, sudorosa y sentir naúseas. Los sonidos parecen distanciarse y el mundo alrededor, tornarse oscuro hasta perder la conciencia. Eso es lo quese siente durante un síncope vasovagal, que es el término médico utilizado para designar al desmayo.


De forma "técnica" puede decirse que una parte del sistema nervioso llamado “sistema nervioso autónomo” desencadenó un reflejo que lentifica la frecuencia cardiaca (bradicardia) y hace caer la presión arterial abruptamente (hipotensión arterial).

Cuando esto sucede, la sangre no es bombeada en forma apropiada y el cerebro no recibe suficiente oxígeno, causando mareos y síncope (desmayo).

Cuándo ocurre

Este mecanismo reflejo está presente en todos nosotros pero en algunas personas se encuentra exagerado. Los motivos que pueden llevar a que se ponga en marcha pueden ser muy diversos. En muchos casos, ver sangre o accidentes es un desencadenante frecuente, como lo podría ser permanecer de pie inmóvil durante un tiempo prolongado. Situaciones de ansiedad o estrés emocional también pueden producir un desmayo.


Estar en un ambiente cálido, no haber comido o no tomar suficiente líquido son otros de los factores que pueden incrementar las posibilidades de desencadenar este reflejo.


Si bien el síncope vasovagal se puede producir a cualquier edad, es más frecuente en la juventud, con un predominio en las mujeres. No siempre se puede evitar un episodio de desmayo. Pero en el momento que la persona sienta que los síntomas están apareciendo, de ser posible, hay que tratar de acostarse. Esto permite que la gravedad mantenga el flujo de sangre al cerebro además de evitar una caída.


Es importante llevar tranquilidad dado que la mayoría de los desmayos son benignos y ocurren sin que exista una enfermedad asociada. Cabe destacar la importancia de la consulta médica. El profesional puede ayudar a identificar qué factores desencadenaron el episodio y hablar sobre las distintas formas de evitarlo.



Fuente: TN

Compartir:

Ineba

INEBA 2020 - Todos los derechos reservados